Sin categoría

¿De qué maneras podemos consumir cannabis?

El cannabis bien usado tiene muchas propiedades medicinales y puede ayudar a tratar diversos problemas de salud como ansiedad, insomnio y ciertas dolencias que, a veces pueden ser crónicas. Por ello, en este artículo creemos importante señalar algunas de las formas que hay de consumir cannabis, para que seas capaz de decidir la que mejor se adapta a ti conociendo las ventajas e inconvenientes de cada una.

Existen muchas maneras de consumirlo se puede fumar, infusionar, comer en forma de dulces o aplicarlo con cremas y cosméticos. Cada una tiene sus propias características y beneficios; además de diferentes efectos y duración.

Por ejemplo, si se fuma generalmente es más intenso que el cannabis ingerido en comidas, y los productos cosméticos con cannabis tienen una duración de sus efectos más prolongada pero mucho más leve. El cannabis concentrado o en aceite tiene mayores niveles de THC o CBD. Es importante saber qué forma de cannabis se está empleando para asegurar que los efectos deseados se obtengan de la forma más segura posible. Además, es importante recordar siempre que un consumo excesivo, lejos de beneficiarnos, puede ser contraproducente para nuestra salud.

Fumar cannabis

Fumar cannabis es la forma más común y rápida de consumirlo. Se trata de inhalar el humo que se produce en la combustión del cannabis. Esta forma es la más rápida para absorber los principios activos del cannabis, pero, como veremos, no es la más saludable.

El principal efecto perjudicial de fumar cannabis son los componentes que se producen derivados de su combustión que, como en la combustión de toda planta (como el tabaco), pueden dañar nuestros pulmones si se hace de manera habitual. Por ello, siempre es recomendable minimizar las desventajas de fumar mediante un filtro o “boquilla” que hará que el humo sea un poco menos perjudicial.

En lo que respecta a fumar marihuana o hachís, esta es la forma de cannabis que tiene los efectos más inmediatos. La mayoría de las personas sienten los efectos en menos de diez minutos después de fumar cannabis. Además, también notaremos que nos hace más efecto, pero de igual manera sus efectos durarán menos que con otras vías de administración.

Infusiones

Es la forma más lenta y tranquila de consumirlo, pero los efectos se prolongarán por más tiempo.

¿Cómo preparar una infusión de cannabis?

Hervimos leche o alguna otra bebida que contenga grasa (ya sea animal o vegetal).  Cuando rompa hervor, retiramos el recipiente del fuego e incluir la marihuana. Una vez hecho esto, tenemos que remover la mezcla durante unos cuarenta y cinco  minutos para que se infusione lentamente.

Cuando haya pasado este tiempo, deberemos filtrar la leche con ayuda de un colador y, ¡listo para tomar!

Dulces

Los dulces de cannabis son una forma deliciosa y sana de consumir cannabis. Aunque el proceso es algo más complejo ya que, para disfrutar de los efectos del THC, la marihuana deberá disolverse antes en alguna grasa como, por ejemplo, la mantequilla o la leche (al igual que en el caso de la infusión).

En general, es mejor consumir cannabis de forma oral si se quiere obtener todos sus beneficios. Los comestibles de cannabis hacen que los cannabinoides se absorban lentamente a través de los intestinos, lo que permite que el cuerpo los aproveche en su totalidad. Además, al consumirla de forma oral, se evita la irritación producida por el humo en garganta y pulmones.

Vaporizadores

Vapear cannabis es mejor que fumarlo porque se quema a una temperatura más baja, lo que significa que no tiene la mayoría de los efectos adversos de la quema. Vapear marihuana es una excelente manera de consumirla porque te permite obtener todos sus beneficios sin quemar los ingredientes activos. Sin embargo, fumar marihuana no es tan fácil como fumar marihuana ya que requiere más preparación e inversión ya que necesitamos un vaporizador de marihuana específico. La mayoría permite su uso con marihuana y marihuana o aceite.

Algunos vaporizadores de cannabis son portátiles, lo que significa que se pueden llevar fácilmente a cualquier parte. Otros vaporizadores son más grandes y necesitan ser enchufados para funcionar. Además, al vaporizar marihuana se evitan la mayoría de molestias en la garganta y se reduce la tos porque el vapor es más fresco que el humo y no nos irrita tanto.

Otras ventajas son la limpieza (ya que no generan cenizas ni suciedad) y el olor ya que no es tan fuerte como el quemado. Además de vapear cannabis directamente, también hay una variedad de e-líquidos enriquecidos con CBD que se pueden usar en vaporizadores tradicionales.

Aceites

Aunque el aceite puede fabricarse tanto con THC como solo con CBD, el primero sigue prohibido en la UE, mientras que el segundo puede venderse y consumirse siempre que contenga menos del 0,2 % de THC. Para saber más sobre la legalidad de la marihuana, te recomendamos leer otro artículo de nuestro blog. El aceite de CBD está ganando popularidad, sobre todo por sus propiedades analgésicas y ansiolíticas, que hacen del aceite de CBD un aliado en el tratamiento de determinadas dolencias. Los beneficios del aceite enriquecido con CBD que encontramos incluyen:

– Reducir el dolor.

– Aliviar el estrés.

– Calmar la ansiedad.

– Ayudar a dormir mejor.

– Reducir las náuseas.

– Combatir el insomnio. – Reducir o incluso eliminar las convulsiones

Existen numerosas formas de consumir aceite de cannabis.

Se puede consumir solo o combinado con alimentos y bebidas.

El aceite de cannabis es una forma conveniente de consumir cannabis porque es duradero y fácil de absorber.

Si tienes un trastorno hemorrágico, te recomendamos que hables con un especialista antes de consumir CBD porque algunos estudios afirman que tiene propiedades anticoagulantes.

Productos cosméticos

Los cosméticos enriquecidos con CBD cada vez están más en boga, puesto que se ha demostrado que el CBD también tiene efectos beneficiosos para la piel. En concreto, se sabe que el CBD contiene vitaminas del tipo E y ácidos grasos, además de tener efectos antioxidantes, hidratantes y rejuvenecedores sobre la epidermis.

Los cosméticos enriquecidos con CBD previenen la pérdida de colágeno de la piel y tiene efectos notablemente beneficiosos en la regeneración celular. Es más, parece tener un efecto calmante en picores e irritaciones que no responden a otro tipo de cremas o ungüentos.

Por último, existen varias formas de consumir cannabis sin riesgos. El cannabis se puede vaporizar, lo cual es una buena alternativa porque requiere mucho menos calor para producir los efectos deseados que fumar. Otra forma de consumir cannabis es a través de comestibles como galletas y brownies, así como bebidas con infusiones de cannabis. Finalmente, el aceite de CBD se puede tomar por vía oral para consumir cannabis y tiene efectos que duran bastante tiempo. Cuando hablamos de usar este medicamento, cada persona tiene necesidades diferentes, por lo que debemos considerar las ventajas que queremos obtener y los riesgos que queremos reducir para seleccionar la vía de administración adecuada que satisfaga nuestros objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *